top of page
  • Foto del escritorESCAMMA

ARTÍCULO 55.2 TRLA O CÓMO REGULAR LOS DESEMBALSES HIDROELÉCTRICOS

El pasado 15 de septiembre se modificó el texto refundido de la Ley de Aguas (TRLA) mediante Real Decreto-ley, es decir, por extraordinaria y urgente necesidad tal y como como dice el artículo 86 de la Constitución española.


Veamos en qué consiste la modificación.


El artículo 10 del RD-Ley 17/2021, de medidas urgentes para mitigar el impacto de la escalada de precios del gas natural en los mercados minoristas de gas y electricidad, introduce los siguientes párrafos al art. 55.2 del TRLA:


“La garantía de explotación racional del dominio público hidráulico tiene la finalidad de proteger y mejorar la calidad de la vida y defender y restaurar el medio ambiente, de conformidad con lo dispuesto por el artículo 45.2 de la Constitución.

A esos efectos, para los embalses mayores de 50 hm3 de capacidad total, cuyos usos principales no sean el abastecimiento, el regadío y otros usos agropecuarios, en los casos en que así proceda en atención a la reserva de agua embalsada y a la predicción estacional, el organismo de cuenca fijará al inicio de cada año hidrológico:

  1. Un régimen mínimo y máximo de caudales medios mensuales a desembalsar para situaciones de normalidad hidrológica y de sequía prolongada.

  2. Un régimen de volúmenes mínimos de reservas embalsadas para cada mes.

  3. La reserva mensual mínima que debe permanecer almacenada en el embalse para evitar indeseados efectos ambientales sobre la fauna y la flora del embalse y de las masas de agua con él asociadas.

En situaciones de normalidad hidrológica, la fijación de los citados regímenes de caudales y de reservas embalsadas, deberá permitir el ejercicio de los usos comunes regulados en el artículo 50.


Asimismo, se procurará que la explotación racional resulte compatible con el desarrollo de las actividades económicas sostenibles ligadas a la dinamización de los municipios ribereños, en el marco del orden de preferencia de usos que se establezca en el Plan Hidrológico de la cuenca correspondiente.


En el procedimiento, el Organismo de cuenca dará audiencia en todo caso al concesionario, a los órganos competentes en materia de pesca fluvial de la Comunidad Autónoma correspondiente y a los municipios ribereños del embalse”.


Es evidente la intención del legislador: dotar a los organismos de cuenca de una herramienta que les permita establecer condiciones mínimas de explotación a los embalses con usos hidroeléctricos, evitando afecciones a terceros usuarios concesionales, pero también, a los usos comunes que establece la norma, e incluso, a la fauna y flora, y a la buena convivencia de los municipios ribereños.


En definitiva, parece que se quieren evitar noticias e imágenes como las de agosto de 2021, en las que se desembalsaron, en poco tiempo, grandes cantidades de agua de algunos embalses para la producción de energía. Los casos más mediáticos fueron, el embalse de Ricobayo en Zamora; Valdecañas y de Alcántara en Cáceres; embalses de Cenza, As Portas y Salas en Ourense; y el de Belesar en Lugo.


Sin embargo, nos ha surgido una duda: el nuevo art. 55.2 del TRLA se aplica a los embalses de más de 50 hm3 y cuyos usos PRINCIPALES no sean el abastecimiento, el regadío y otros usos agropecuarios. ¿A qué se refiere con “principales”? Un solo ejemplo: el embalse de Guadalmena en la Demarcación del Guadalquivir, tiene 2 usos, energía y riegos ¿cuál es el principal? Parece que esta diferenciación está sujeto a la discrecionalidad de la Administración que, sin ninguna duda (¡y menos si debe hacerlo un miembro de la Escala!), justificará motivadamente, caso por caso, a falta de concreción por la norma.

La componente ambiental y social de la modificación del art. 55 del TRLA es clara pero más si cabe, la certidumbre de que las concesiones de aguas “no sólo puede tener en cuenta el interés individual de los usuarios o titulares de aquellos derechos, sino que debe también tomar en consideración el interés general inherente al carácter público del bien sobre el que recaen”, tal y como se recoge en el Preámbulo VI de la norma (y que recomendamos leer).

Por cierto, si queréis saber a cuántos embalses les afecta la modificación os recomendamos:

- Entrar al Inventario de Presas y Embalses del Ministerio (https://sig.mapama.gob.es/snczi/index.html?herramienta=Presas) descargaros la capa de “embalses” que os da información tanto del volumen como de los usos de los embalses (las 2 variables que determinan la aplicación del nuevo art. 55.2 del TRLA). A partir de aquí, el manejo GIS hará el resto.



Os dejamos enlaces a algunas de las noticias sobre los desembalses que más atención acapararon antes de la aprobación del RD-Ley 17/2021 y que, sin duda, ponen de manifiesto su oportunidad.



EMBALSE CENZA, AS PORTAS, SALAS (OURENSE) BELESAR (Lugo):


159 visualizaciones0 comentarios

Comments


Publicar: Blog2_Post
bottom of page